Pescador de bacalao en Terranova. Gángster en Chicago. Guía de turistas en el Cairo. Samurai en el Japón. Clavadista en Acapulco. Contrabandista en Macao. KKK en Nueva Orléans. Guerrillero en el Medio Oriente. Monje en el Tibet. Hippie en San Francisco. Geisha en Japón. Cocinero en el Titanic. Modisto en Carnagués. Chef en París. Manejo coche, barco y avión. ¿Adivina quién soy?

Mauricio Garcés en El criado malcriado

Estoy segura que más de una mujer alguna vez enterró en su corazón y guardó fervorosamente entre sus piernas el recuerdo de la imagen de Mauricio Garcés en la peli El criado malcriado (1969). Y es que cómo no, con un criado que sabe hacer todo de todo cualquier mujer quiere ser rica. Les estoy hablando de un film, en mi gusto, de poca calidad cinematográfica, pero que refleja bien las ardientes y tontas (pero muy válidas) fantasías del mexicano del último tostón del siglo veinte y - ¿por qué no decirlo? - las ensoñaciones (aprendidas quizá) de algunas mujeres que, como yo, tenemos el gusto un poco retorcido. Esta muvi, que aunque tiene un contenido sexualoso implícito bastante comercial, es sin embargo una joya del cine (que yo gusto llamar) bizarro mexicano. Si alguien comparte el interés, pase a hundirse en su sillón favorito y vea esta pieza mexicana de un poco más de una hora y ventitantos minutos, que puede ser reproducida de manera completa en el utube. Yo también quiero mi criado malcriado, ¿en dónde puedo mandar pedir uno? Solicito informes, ¿a poco no está monón?

0 comentarios:

Publicar un comentario